14 de marzo de 2020. España declara el estado de alarma que nos lleva a estar 99 días confinados en nuestros hogares y a crear un nuevo estilo de vida en muchos aspectos. La llamada “nueva normalidad” nos arrancaba de cuajo costumbres, hábitos y, en muchos casos, hasta los ingresos que mantenían a nuestras familias; sin embargo, al hacerlo, también nos creaba nuevas costumbres, nuevos hábitos y nuevas formas de obtener ingresos. Con el cariño y el respeto a quiénes perdieron tanto y a tantos, hoy escribo este post encendiendo una llama de optimismo y de ilusión para transformar esa nueva normalidad en una nueva oportunidad.

Más de tres millones de españoles teletrabajan desde casa, tres veces más de lo que existía antes de la pandemia. Una parte de ellos son trabajadores por cuenta ajena que han trasladado su puesto de trabajo de la oficina a casa por una mera cuestión de seguridad, pero otra parte esencial son personas que se han secado las lágrimas, se han remangado la camisa y se han puesto en acción para seguir adelante e, incluso, para ver todo esta situación como una forma de impulsar su carrera profesional.

Decía Churchill que “las dificultades dominadas son oportunidades ganadas” y es justo ahí donde vamos a establecer el punto de partida y lo haremos a partir de 6 aspectos:

  1. La idea → Reconozcámoslo, quien tiene una gran idea, tiene un gran tesoro. Es por ello que, a lo largo de la historia, las mentes creativas han sido las más admiradas y veneradas —aunque a veces recibieran su reconocimiento demasiado tarde— y que una gran idea es la base de un gran negocio. Eso sí, no siempre esa gran idea es la fórmula de una bebida refrescante o la posibilidad de conectarnos con el mundo a través de una red social; a veces, esa idea parte de algo cotidiano y sencillo a lo que se le aporta un valor añadido, y sino que se lo digan a Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Aitziber Etxebarrieta

También existe la posibilidad de desarrollar la idea de otro, por ejemplo, a través de los negocios de venta directa, de manera que podamos trabajar con un producto o servicio ya creado y con unos sistemas de trabajo ya establecidos pero pudiendo concederle nuestro toque personal.

  1. Plan → Una vez que tienes la idea, lo que necesitas urgentemente es un plan, un plan que debe tener unos “ingredientes” esenciales para que sea eficaz y, para definirlo, utilizaremos los siguientes parámetros:
  • Cuál es nuestro meta → Objetivo
  • Cómo lo vamos a conseguir → Estrategia
  • Qué tareas hay que llevar a cabo → Acciones
  • Quién o quiénes se encargarán de cada tarea → Responsables
  • Cuándo lo vamos a realizar → Plazos
  • Dónde vamos a actuar → Medios y público objetivo

Aitziber Etxebarrieta

  1. Formación → Situaciones como la actual han llevado a muchas personas a reinventarse e, incluso, a recuperar ese sueño ya casi olvidado de dedicarse a alguna de sus pasiones. Cuando te encuentras en esa situación, la mayor preocupación y también la más frecuente en la falta de formación. Pero ¿sabes? Eso nunca puede suponer un obstáculo. La inversión en conocimiento es y será siempre la más satisfactoria, y no es necesario apuntar a lo más alto e ir corriendo a matricularte en la Universidad, sino de estudiar algo específico, práctico y con facilidades para trabajar en lo que quieres. Y, fíjate, ahora que estamos más que nunca en la era online, es el momento perfecto para hacerlo.Aitziber Etxebarrieta
  2. Inversión → Si bien es cierto que los negocios online casi siempre requieren menos inversión económica que otros, es muy probable que algo sí necesites invertir, al menos para ponerlo en marcha. Esa inversión puede marcar la diferencia.

Aitziber Etxebarrieta

En algunos casos esto puede suponer un problema porque quizá no tengas ese dinero pero ¿y si ese pequeño esfuerzo inicial te permitiera multiplicar tus beneficios en un corto periodo de tiempo? Ahí tienes las palabras claves que te impulsarán a conseguir ese dinero: multiplicar tus beneficios y corto periodo de tiempo.

Nadie puede decirte cómo gestionar tu economía familiar pero tú sí debes valorar la importancia de invertir en ti y en hacer un esfuerzo que te reporte beneficios.

Además de los recursos económicos están los recursos humanos, o lo que es lo mismo, tú y las personas que vayan a trabajar contigo si es el caso. Cuánto tiempo vais a dedicar al negocio, qué conocimientos tenéis, con cuanta experiencia contáis, cuáles son vuestros talentos y habilidades,… Todo suma.

  1. Crear contactos → Cuando a finales de 2002 Reid Hoffman, Allen Blue, Konstantin Guericke, Eric Ly y Jean-Luc Vaillant fundaron Linkedin, pensaron en crear una red social que relacionara a las personas en el ámbito de los negocios y del empleo con una gran misión: crear contactos útiles.

Bueno, casi con toda probabilidad, sea cual sea la actividad que vayas a desarrollar, tu misión más importante será la de crear contactos, esos clientes que darán sentido a tu negocio.

Respecto a ellos, debes tener en cuenta tres cosas:

  • Piensa en su beneficio antes que en el tuyo → Esto no quiere decir que les regales tu producto. Su beneficio es tu producto y tu beneficio es su remuneración. Imagina que tu negocio es una panadería de servicio a domicilio. Si tú piensas en lo que a tu cliente le gusta el pan calentito y que le llegue a casa antes de las 8, tu objetivo será conseguir eso y no pensarás en que tendrás que madrugar mucho o en que tendrás que servir rápido para que el pan no se enfríe. A cambio de tu esfuerzo, tendrás un cliente satisfecho y fiel.
  • Hazles sentir especiales → Como decíamos antes, tus clientes darán sentido a tu negocio así que ya son especiales pero ellos también deben sentirse así. Mimar a tus clientes será, pues, una de tus principales labores ¡o la que más!
  • Deja huella → Lo más bonito y quizá también lo más difícil de un negocio propio de es dejar esa huella especial en nuestros clientes. Trabaja tu marca personal, muéstrate como alguien diferente y único, cuida los detalles y trabaja a tu manera.

 

Aitziber Etxebarrieta

 

  1. Ponerte en acción → Este último punto que parece el más obvio es también en el que muchos negocios mueren. Si bien es cierto que una gran idea es el motor de un negocio de éxito, la acción es esa gasolina que lo pondrá en marcha. Cuántas veces algo grande se queda solo en la mente ¿verdad?

Aitziber Etxebarrieta

 

El mejor consejo que te puedo dar en este sexto punto es que no esperes a la situación ideal ni a que Júpiter se alinee con Saturno para ponerte en marcha. Si has leído hasta aquí es que algo en tu interior te pide emprender, comenzar algo grande, así que no esperes demasiado y trabaja todos los puntos paralelamente o, como yo lo llamo, trabaja “El Poder del Mientras”. Crea contactos mientras te formas, fórmate mientras pules tu plan, pon en marcha tu negocio mientras haces todo lo anterior.

 

Los tiempos en los que un trabajo por cuenta ajena era considerado un trabajo fijo para toda la vida quedaron ya muy atrás, y no solo porque es fijo hasta que alguien decide que no lo es sino porque, a veces, ese “fijo” suena como una condena cuando es un trabajo que no te gusta, que no te llena y/o que te impide crecer a nivel personal, profesional y económico.

El tiempo de decidir sobre tu vida comienza en el momento en el que tú quieras y, ocupando nuestra vida laboral al menos un tercio de nuestros días, bien merece la pena dedicarnos a lo que queremos.

Hoy puede ser un buen día para emprender. No mucha gente lo hace pero ¿quién dijo que lo mejor era ser uno más?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button